martes, 5 de mayo de 2015

¿Qué es ser un estudiante en línea?

Eje 1.
Actividad 3. 
Resumen de la lectura ¿Qué es ser un estudiante en línea? de Millan Martínez, S. (2014). 

La evolución de la tecnología ha permitido nuevas formas de comunicarnos e interactuar en diferentes áreas; las escuelas en línea o aulas virtuales son un ejemplo de estos avances permitiéndonos continuar estudiando desde cualquier lugar y presentándonos desafíos como el ser un estudiante en línea.

La educación abierta y a distancia se divide en cuatro etapas:
  1. Enseñanza por correspondencia: utilizaba medios impresos que recibía el alumno vía correo postal.
  2. Enseñanza multimedia: el alumno contaba con un paquete de material audiovisual apoyándose de equipos como la televisión, el teléfono entre otros.
  3. Telemática: se caracterizó por estar ligada con tecnologías de la información e incluyó el CD-ROM como medio educativo.
  4. Enseñanza colaborativa basada en internet: utiliza recursos como chats, videoconferencias, correos electrónicos, foros de discusión, etc.; aquí el estudiante toma un papel proactivo y es autogestor de su propio conocimiento, y el docente únicamente es un facilitador del aprendizaje.
En un ambiente virtual el alumno debe convertirse en un agente activo de su propio aprendizaje. La última etapa mencionada es en la que surge la educación en línea y da paso a un cambio sustancial; los alumnos se vuelven estudiantes y mantienen pautas de funcionamiento fundamentadas en la madurez y autonomía.

García Aretio cita que: “La educación a distancia se basa en un diálogo didáctico mediado entre docentes de una institución y los estudiantes que, ubicados en espacio diferente al de aquellos, aprenden de forma independiente o grupal.”

Ser estudiante en línea implica poseer las siguientes características y retos:

Características:
  • Actitud proactiva: significa tomar decisiones respecto al propio aprendizaje y desempeño.
  • Compromiso: ser autogestor del aprendizaje y un agente activo del mismo.
  • Conciencia: actitudes, destrezas, habilidades y estrategias propias deben potencializarse y generase para facilitar el aprendizaje, el análisis de la información así como el ritmo de trabajo.
  • Actitud para trabajar en entornos colaborativos: interacción con diferentes personas, que interactúan a lo largo del proceso de aprendizaje y aprender de ellas diversas técnicas que ayuden a mejorar el proceso cognitivo.
  • Metas propias: es buscar objetivos más allá de la aprobación de materias y cursos, también se refiere a buscar soluciones alternativas en los problemas que se presenten.
  • Aprendizaje autónomo y autogestivo: generar destrezas para el análisis de la información y su difusión. 
Retos:
  • Dejar atrás el aprendizaje dirigido y generar un aprendizaje autogestivo.
  • Evitar memorizar y repetir el conocimiento, y analizar la información.
  • Dejar atrás los entornos competitivos y adaptarse a un ambiente colaborativo.
  • Gestión y administración del tiempo dedicado aprendizaje.
  • Potencializar destrezas comunicativas.
  • Utilizar de manera eficaz las actuales tecnologías de la información para el aprendizaje.
  • Evitar dejarse llevar por mitos relacionados con la educación en línea.

Con esta información se puede tener una idea de lo qué implica el ser estudiante en línea y los retos que esto conlleva.